miércoles, 28 de abril de 2010



Abro los ojos y sigo en medio del mar,
no sé si veré lienzos pintados del recuerdo
o tendré en mis manos viejos cuadernos
sigo meciéndome en esta cuna de libertad.
Su mirada de cristal me invita
traspaso el velo del miedo,
Mi barquero me lleva a otro cielo,
Mi barquero me sopla a otra vida…


“Una gran luz se acerca, estoy envuelta dentro de ella. Mi madre se acerca, flotando. Estamos las dos rodeadas de esa gran luz, me envuelve en un fuerte abrazo. La gran sensación de amor que nos inunda es infinita, quiero seguir siempre así, no quiero volver. No tiene nada que decirme, sólo darme su abrazo y recordarme su amor, ella está bien y es feliz por que ha podido visitarme, es feliz porque sabe que estoy haciendo las cosas bien. Tengo que dejarla marchar.

– Te quiero mamá.

Observo apenada cómo va desapareciendo en el horizonte, no puedo evitar llorar, otra vez me quedo sola, pero entiendo que tiene que ser así. Sigo envuelta en una gran luz y rodeada de luces, siento que me observan. No sé donde estoy, quien me acompaña, sólo sé que no quiero volver…” 29/4/2008

Hace exactamente dos años, elegí el día de mi cumpleaños para realizar un viaje especial, fue la segunda vez que me visitaba mi madre y la segunda vez que esas luces que me acompañaban.

Las personas que me guiaron en mi viaje también sabían de la importancia en el Universo del día de nuestro nacimiento. Quizá es verdad, quizá no, yo simplemente elegí ese día para hacerlo.

Siempre le he dado mucha importancia a mi cumpleaños, al día de mi nacimiento, no sé por qué. De un curioso libro titulado “La revelación de Ramala”, que aún no he terminado de leer, saqué por entonces una confirmación para dar tanta importancia a este día. Una confirmación que utilicé y apliqué en mi vida hace dos años. Os dejo algunas de sus palabras:




“Es importante tomar conciencia del momento en el tiempo en que nacisteis y que todos los años en el día del cumpleaños os sentéis a meditar y sintonicéis con esas influencias que descienden sobre vosotros…
La conciencia verdadera de un cumpleaños produce una gran recompensa, pues podremos apreciar la verdadera espiritualidad que hay en nosotros. Podremos recordar cómo hemos vivido el último año, podremos ver donde hemos triunfado y donde fracasado, determinar cómo ha avanzado nuestra conciencia y cómo la hemos limitado.
Podemos planear lo que deseamos conseguir el año que tenemos delante…
Es importante que apreciéis el año que ha pasado. Miraos y ved lo que habéis hecho, lo que habéis sido y planead lo que deseáis ser en el futuro.
En el momento del cumpleaños podéis cambiar, pues todo el poder y el amor de vuestro creador cae sobre vosotros. Sois rodeados por las esferas angelicales y todo lo que pidáis os será concedido…”

Yo utilicé ese día para hacer mi viaje,



para abrazar a mi madre,



ya os lo explicaré, en forma de cuento,



más adelante…






Entiendo que esta temática es muy cuestionable, que podríamos llenar folios y horas de tertulia en callejones sin salida, donde no hay laboratorios, donde no se explica la vida, donde el corazón habla más que la razón, donde nadie es más listo, donde nadie es mejor.






Pero ahora no es el momento, ahora simplemente nado por el recuerdo, donde me lleva mi barquero.


Sigo con la intención de mi alma desnudar antes de continuar...



6 comentarios:

Isora dijo...

Raqueeeeeeel, como sigas poniéndome los pelos de punta de esta manera me voy a tener que abrigar del frío que me entra.
Lo de tu madre, es muy duro, yo perdí a mi padre con 17 años, me costó muchísimo tiempo superarlo...Pero esto como tú dices no es para contarlo ahora.
Mañana en el día de tu cumpleaños ya nos contarás.

Un beso encanto.

Por cierto, que te estoooooy esperaaaaaando en:

http://horadete.blogspot.com/

Buuuuuscamé.

Raquel dijo...

Isora, preciosa. No te preopcupes por lo de mi madre, yo estoy feliz, ya os lo contaré porque lo quero sacar y dejar volar. No quiero que pases frío, lee con una sonrisa, porque así lo escribo.

ayyyyyyyyyy me voy a buscar mi té!!!! con lo que me gustan. ahora te digo Hola. besosssss

Elchiado dijo...

Tus palabras son cinceles sobre una roca viva, tallando la imagen de lo que tu razón y tu corazón desean ver, no tengo la menor duda.
Seguramente, te vas a llevar un montón de sorpresas agradables en el día de tu cumpleaños... espero tomar parte en alguna de ellas.
Feliz cumpleaños, Raquel, guapa, y un beso risueño para ti.

Isora dijo...

FELIIIIIZ CUMPLEAAAAAAAAÑOS ENCANTO!!!!

Que este día te regalen mucho amor, cariño, comprensión, que esté lleno de sorpresas agradables y que te regalen muuuuchas cosas más, sean materiales o noooo.

Cuando hoy te sientes a Meditar deseo de corazón que al echar la "vista" atrás sientas una gran paz y alegría interior.

Beeeeeeeesos y un puñado de sonrisas a repartir durante el día.

Abril dijo...

Raquel, leyendo esta ultima entrada me has llegado a lo mas profundo de mi corazon. Yo he tenido este tipo de sueño, con mis padres, ambos fallecidos hace 4 y 3años, en los que vienen a abrazarme y siento un amor tan infinito en ese acto... que me gusta pensar que no es fruto mi subconsciente dicho encuentro. Gracias por compartir algo tan intimo... y por sacarlo de mi.

Raquel dijo...

HOla hola, muuuuchas graciasssssssss, sabeis que os quierooo. Acabo de llegar, vaya estrés de día. Lo que cuento no fue un sueño, ya os lo explicaré algún día, fue una experiencia, en una regresión. Ya os lo explicarñe algún día.
Que eso que os quieroooooooo