martes, 27 de abril de 2010

ANTES DE CONTINUAR... (3ª parte)


“Vestida de negro hasta los pies, con al fuerza de mi alma doy un latigazo a lo que he sido, arranco de mi garganta un grito de desahogo y dejo descender por mis mejillas las últimas lágrimas. Así acabo con todo, no culpo a nadie. Sé que no hay otra forma de escapar de mi misma que de negro por la muerte de la vida que más me he importado y por la que más he luchado. Se acabaron las ilusiones, ahora ni siquiera queda amargura ni dolor, ya no queda nada. En mis ojos no hay luz, a pesar de que no dejan de brillar. De negro desaparezco, de negro por la vida que estoy a punto de sacrificar por mí misma, aunque resulte absurdo. Ésta es la mejor forma de decir adiós, sin despedirme de nadie. – Y se oyó un disparo.” Agosto, 1996.

-¿A donde me has traído barquero?
Aquí no veo acuarelas ni lienzos,
sólo este cuaderno
de tristeza y soledad
donde todo es negro,
no lo quiero!
-Tranquila mi niña,
sigue leyendo
por el museo de tus recuerdos,
siente esas alas que te arropan
y los remos que te guían,
no intentes escapar
de esa niña y de sus líneas
que flotan ahora en medio del mar,
pues esa niña eres tú misma.


Sigo leyendo unas viejas páginas que forman parte de las reliquias de mi biblioteca de la vida, de mi museo de recuerdos que no recordaba. El cuaderno, en el que hace 16 años comencé a escribir por la última de sus páginas se titula YO.

El mecido viaje en barca contemplando lienzos pasados ha tornado a un viaje por donde no esperaba, por mis 16 años, por mis angustias adolescentes que estaban ya enterradas. Acabo de empezar a leerlo y os regalo las primeras líneas que he encontrado. Sería uno de mis primeros relatos, me vestí de negro y sonó un disparo. Creo que no puedo seguir pensando, me ha sorprendido la muerte en la primera página de una niña de dieciséis años.

Seguiré leyendo y sumergiéndome en este escurridizo cuaderno que lleva 16 años perdido y hoy ha aparecido, ya os contaré lo que en él encuentre, por que esa niña YOSOY.

Gracias barquero
por el recuerdo.

2 comentarios:

Elchiado dijo...

Ya faltan menos de dos días... ¿nos regalarás algo aún más especial??, ummmmmh, estoy totalmente intrigado, y a tu barquero, me temo que sólo tú misma puedes acceder... A ver, que hago memoria, ah!, sí, con 16 años calculo que estaría yo jugando al escondite aún (jajaja), un crío, vamos... y tú escribiendo "latigazos" de sentimiento, menuda diferencia... Ah!, y que yo también te quiero, ¿qué te pensabas? Besos

Isora dijo...

Raquel, qué triste lo que acabo de leer, pero como tú dices seguro que si sigues leyendo nos regalarás recuerdos más alegres de tu ayer, sentimiento a flor de piel...
Un besazo.